Como evitar las piernas cansadas durante el embarazo

¿Desde que estás embarazada sufres de piernas cansadas y tienes la desagradable sensación de que están hinchadas? Los problemas venosos son frecuentes durante el embarazo. La circulación sanguínea se ve afectada por las hormonas, la presencia del bebe, el aumento de peso, etc. Pero existen opciones para aliviar las piernas y disfrutar plenamente del embarazo sin estos pequeños inconvenientes.

Durante el embarazo numerosas mujeres se quejan de dolor y pesadez en las piernas. ¿De dónde viene esta molestia que nos perturba?

¿Cómo se producen las piernas cansadas durante el embarazo?

Las piernas cansadas o pesadas son un problema relacionado con una mala circulación sanguínea. La sangre tiene dificultades para regresar al corazón. Esto generalmente se asocia con un problema mecánico a nivel vascular. De hecho, lo normal es que el flujo suba a través de la venas de las piernas: una válvulas (una especie de cierres que sólo dejan pasar la sangre en una dirección) impiden que la sangre descienda. Cuando los problemas de piernas cansadas aparecen, es debido a que las válvulas no realizan correctamente su trabajo. La refluye y se estanca en las venas en lugar de subir. Varios motivos relacionados con el embarazo pueden explicar este fenómeno:

  • La acción de diferentes hormonas. Principalmente la progesterona. Esta hormona relaja los tejidos, permitiendo que el útero crezca y se distienda. También, facilita el transporte de sangre cuyo volumen aumenta durante el embarazo. La distensión de los tejidos, disminuye el tono normal de las venas, que unido al aumento del caudal de sangre,  produce los síntomas de piernas cansadas y también varices.
  • La compresión por parte del útero de las venas situadas en el abdomen.
  • El aumento del volumen de sangre en circulación durante el embarazo.

¿Cuáles son los riesgos?

No todas las mujeres embarazadas se enfrentan a problemas venosos. Existe un factor hereditario que predispone a este tipo de problemas circulatorios: si tu madre tenía una circulación sanguínea difícil en las piernas, incluyendo varices, tenéis muchas papeletas para padecer problemas similares. También está demostrado que el riesgo de padecer trastornos circulatorios aumenta con el número de embarazos:

  • Entre un 10% y un 20% durante el primer embarazo.
  • En el segundo o tercer embarazo, una de cada  cuatro mujeres tiene problemas venosos.
  • A partir del cuarto embarazo, una de cada tres mujeres se ven afectadas.

Consejos para aliviar las piernas durante el embarazo

Es importante aliviar los problemas de piernas cansadas para vuestro confort y también para evitar que aparezcan varices o que el problemas vascular (si ya se padece) se agrave. Algunas simples acciones pueden disminuir los síntomas:

  • Caminar al menos 30 minutos todos los días.
  • Evitar un aumento de peso excesivo.
  • Dormir con los pies un poco elevados.
  • Evitar el permanecer mucho tiempo de pie o sentado en la misma posición.
  • Evitar los baños muy calientes.
  • Beber de 1,5 a 2 litros de agua diarios.
  • Evitar cruzar las piernas.
  • Calzado con un tacón inferior a 2 cm.
  • Masajear regularmente las piernas de abajo hacia arriba. Desde el tobillo ir subiendo hasta la cadera.

Pero si estas simples acciones no funcionan, debéis acudir a un médico especialista en varices para que os aconseje: medias de contención especialmente diseñadas para el embarazo, medicamentos venotónicos, cremas descongestionantes, etc.

Normalmente el 90% de los problemas circulatorios que se padecen durante el embarazo desaparecen de forma natural al cabo de algunas semanas. Pero si al cabo de 6 meses aún se sigue sufriendo de piernas cansadas y varices hay acudir a un especialista en vascular.

Dra. Navarro especialista en varices
Dra. Petra Navarro, medico estético especialista en vascular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *