Fans de Internet, cuidado con la e-trombosis

Responsable de la fatiga ocular y de problemas articulares, el trabajo delante del ordenador también es culpable de otros problemas físicos. En un treintañero que se pasaba una media de 12 horas diarias frente al ordenador sufrió una flebitis, complicada por una embolia pulmonar. Locos de Internet, cuidado con la e-trombosis.

Hace unos años, el equipo del Dr. Richard Baesley, del Instituto Médico de Investigación de Malaghan en Nueva Zelanda detectó un “accidente” un tanto inhabitual. Un hombre de 32 años fue hospitalizado en urgencias durante un par de semanas, tras haber perdido el conocimiento y presentar un cuadro de pantorrillas hinchadas. Causa: la migración en circulación pulmonar de un enorme coágulo generado en una de las venas de la pierna (flebitis). El hombre sobrevivió tras tomar anticoagulantes, que permitieron disolver el coágulo.

El hecho de que permanezcamos cada vez más horas sentados enfrente del ordenador, de la tablet, del movil o de la consola, unido a una menor actividad física, esta produciendo un incremento de los problemas circulatorios  y a edades cada vez más tempranas.

¿Más habitual que el síndrome de la clase turista?

Por extraño que parezca, ningún motivo aparente explicaba la formación de la flebitis, origen de una embolia pulmonar. Pero el hombre trabajaba más de la mitad del día sentado enfrente de la pantalla de un ordenador sin apenas levantarse. Aunque hasta ese momento no había ningún caso similar registrado, el Dr. Richard Beasley estima que las embolias pulmonares y las flebitis asociadas al trabajo con un ordenador están lejos de ser un tema anecdótico.

Diferentes estudios demuestran que el permanecer sentado durante muchas horas produce una mala circulación en las piernas, lo que puede provocar una inflamación de los tobillos, varices y coágulos de sangre que denominamos trombosis venosa profunda (TVP).

A pesar de su impacto mediático, el famoso síndrome de la clase turista afectaría a menos personas, ya que el trabajar frente a un ordenador esta mucho más extendido que los vuelos de larga distancia. De hecho, las causas serían similares en ambos casos: una inmovilización prolongada.

Los problemas circulatorios suelen empezar con hormigueo y pesadez de piernas, luego se pasa a calambres, hinchazón de tobillos, dolor en los gemelos, e incluso edemas y varices (insufiencia venosa), y finalmente si no se toman medidas puede acabar en flebitis y embolia pulmonar

No permanecer inactivos

Este tipo de casos no son de extrañar, ya que es un equivalente al síndrome de la clase turista en los vuelos de larga distancia.

Una inmovilización prolongada constituye un factor favorecedor de flebitis sobre todo, si existen trastornos de coagulación en el entorno familiar. Trabajar delante de un ordenador tiene los mismo riesgos que los de permanecer asentado en un avión durante 10 horas.

Para evitar este riesgo, yo recomendaría a las personas que se pasan horas trabajando o jugando en frente de un ordenador:

  • Intentar hacer pausas de 5 minutos cada 45 minutos o una hora, para moverse.
  • Dar algunos pasos.
  • Beber un vaso de agua ya que la deshidratación favorece la aparición de flebitis.
  • Evitar el permanecer confinado demasiado tiempo en un espacio sobrecalentado.

Y finalmente, puede que sea necesario ver si existen anomalías de la coagulación sanguínea (deficiencia congénita de antitrombina III).

Ejercicios tonificación vascular en la oficina

También se pueden practicar ciertos ejercicios en la oficina para mantener la tonificación vascular.

  • Trabajar los abductores juntando las rodillas y luego tirar hacia fuera haciendo contrafuerza con las manos.

  • Otro ejercicio, mientras estamos sentados, subir la rodilla hacia la parte inferior de la mesa del escritorio manteniendo las manos apoyadas sobre la mesa. 30 segundos por cada rodilla.

  • Flexionar y estirar los pies lo más a menudo posible.

  • Detrás del respaldo de la silla, poneros de puntillas y luego subir las rodillas.

  • Apoyar la punta del pie sobre un escalón o una carpeta ancha y hacer movimientos de flexión/extensión, y mantener el talón más bajo de la punta de los pies durante 3 minutos.

Si a pesar de mis consejos sufris de hormigueo, pesadez de piernas, calambres, hinchazón de tobillos, dolor en los gemelos, e incluso edemas y varices, os invito a pedir una cita en la Unidad Vascular de Instimed donde un médico especializado en vascular te realizará un diagnóstico gratuito con eco-doppler para conocer las causas de tu problema circulatorio y ofrecer la mejor solución.

Dra. Petra Navarro, médico especialista en vascular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *